Consejos de conducción para la vuelta al cole

Dar consejos de conducción para la vuelta al cole es bastante complicado, porque, seamos sinceros, nadie los necesita. Si eres novato, padre o madre primerizo, nunca te has enfrentado al tráfico demencial de los perímetros escolares, ni sabes lo que te espera ni podremos prepararte para ello por mucho que te digamos. Y si eres veterano y ya te has batido mil veces en un día a esas lides estos consejos de conducción para la vuelta al cole no harán que cambies tu forma de circular.
Pero al menos intentaremos que queden en tu subconsciente y que los apliques si te son útiles o que al menos, que te diviertas leyéndolos. La vuelta al cole ya está aquí. El horario lo marcan los peques, las clases y el tráfico de los perímetros escolares. Si optas por tu coche para llevarlos al cole, ¡sigue leyendo!

 

Consejos de conducción para la vuelta al cole

1.- Todos los cinturones abrochados.

Usa las sillitas correctas a la edad y peso de los niños, todo bien abrochado e instalado y todo bien colocado. Nada de niños en las rodillas o de pie. Evita los objetos que puedan proyectarse si das un frenazo. No tenemos que convencerte de nada. Si aún no has integrado en tu rutina llevar a los niños de manera reglamentaria, la DGT te lo va a recordar. Siempre hay campañas de vigilancia especiales en estas fechas, y, en la mayoría de cruces de los centros hay algún policía controlando el tráfico y los pasos de peatones. Tú mismo.

 

2.- Planifica bien el tiempo.

Sabemos lo que son las mañanas en familia y con niños. Y porque los niños son imprevisibles, organíte y reserva un poco de tiempo para manchas, vuelcos, caídas, sueños, llantos, olvidos y todo eso que tú ya sabes. Son pequeños y vienen de un duro verano. No hacen falta más nervios. Además, si sales un poco antes evitarás las mayores congestiones y llegaras más relajado.

 

3.- Tranquilidad dentro del coche.

Ahora y siempre, no puedes estar pendiente a la vez del interior y del exterior de tu vehículo. ¿Sabes ya cómo entrenerlos?. Tú conoces a tus hijos mejor que nadie y sabes qué hacer para que viajen distraídos. ¿No lo sabes? Prueba música, películas, aparatos de tecnología o las clásicas canciones o adivinanzas. Lo que sea para que puedas estar pendiente del tráfico urbano.

 

4.- Máxima atención.

La jungla de asfalto toma su máxima expresión en los perímetros escolares. El peligro acecha y puede aparecer en cualquier momento y con cualquier forma. Niños que se bajan del coche o que cruzan, coches por cualquier sitio y con cualquier intención o mal aparcados, maniobras sin señalizar, espacios estrechos, peatones entre los coches, puertas abiertas de golpe…

 

5.- Velocidad mínima y constante.

Con tanto imprevisto, no corras. Si el límite de velocidad es de 50 km/h en ciudad, en las zonas escolares puede reducirse a 30 km/h. Aunque la zona del colegio de nuestros hijos no esté señalizada con esos límites, da igual. Circula muy despacio, no aceleres ni frenes bruscamente, señaliza bien las maniobras (aunque a veces te de la sensación de que señalizando los otros coches aceleran) y date tiempo para reaccionar ante cualquier imprevisto.

 

6.- Circula con clase.

¿Vas al colegio, no?. La primera lección empieza en casa y sigue en el trayecto. Eres un auténtico ejemplo para tus hijos. Respeta el orden, las prioridades en las rotondas, no te saltes semáforos, atento a las señales de la policía, no invadas el carril bus. Deja cruzar a los peatones por los pasos de cebra. No digas palabras feas. No hagas gestos feos.

 

7.- Paciencia.

Una total y absoluta calma y paciencia propia y característica de cualquier padre y madre que lleve a sus hijos al colegio en coche. Un auténtico maestro zen debería poder aprender de ti. No desesperes con el autobús escolar que siempre te pilla por medio, por ese que siempre corre o el que parece que no se mueve, cuidado con los niños propios y ajenos y  que el tráfico fluya.

 

8.- Elige bien tu aparcamiento.

Si puedes salir con un poco de tiempo conseguirás un buen sitio. Recuerda no bloquear la parada de autobús ni cualquier otra salida de vehículos, ni estacionar en zonas prohibidas, vados o marcas. Y un detalle para los novatos: en las zonas escolares la tendencia es a aparcar en doble fila. No lo decimos para que lo hagas, te lo decimos porque es posible que no puedas sacar el coche una vez dejes al crío. La ventaja es que el recambio de coches es constante y no estarás bloqueado mucho tiempo. La experiencia es un grado y no siempre el sitio más cercano es el mejor. Elige tu aparcamiento con astucia.

 

9.- Trabaja en equipo.

Si sois dos adultos, o los niños son mayores, uno puede bajarlos del coche y acercarlos al cole mientras el otro aparca o da un par de vueltas y vuelve a recogerlo. ¡Trabajo en equipo!

 

Y hasta aquí nuestros consejos de conducción para la vuelta al cole. Como en cualquier trayecto calma y disfruta del rato con tus hijos. Si tienes algún otro consejo, ¡cuéntanoslo para que podamos incluirlo en nuestra lista!.

Clinica ARCO

Clinica ARCO

Centro Médico Psicotécnico.
Paseo de la Estación nº 12. 23003. Jaén.
953 251 857 - 648 946 539
Clinica ARCO

Latest posts by Clinica ARCO (see all)

¡Compártelo!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *